EN (GB)

¡Dios Nunca Llega Tarde!


Siempre ocurre, y no es coincidencia, que cuando ayudamos a alguien, hacemos un bien, se nos regresa cual boomerang. Es Dios que nos guía y nos impulsa a hacer el bien y es El, quien recompensa de diversas maneras.